¡Afiliame!

Create your own banner at mybannermaker.com!
Este blog crece gracias a sus opiniones, correcciones y críticas constructivas. Gracias por contribuir con las historias que se aloján en este sitio.
Gwen, Alex y yo se lo agradecemos de Corazón. A.D.

lunes, 11 de abril de 2011

El Club del ataúd, Epilogo

El epilogo del club del ataúd, muchas gracias por leer y comentar esta historia. Aquí les traigo el final que fue escrito con el unico proposito de mostrarles quien es Crow, y si realmente quería a nuestra chica Alexis. La verdad es que me a pena *.* pobre él. Me gusta su ternura y su cariño xd. Proximamente seguiré la historia con el libro dos titulado "La Ciudad de las Sombras" Hahaha que dramatica que soy xd

Epilogo
Crow
Sábado 11 de diciembre

Bajó su mano para alcanzar la copa de Negranoche desde la superficie de la barra. Sus largos y elegantes dedos se curvaron alrededor del cristal y, lentamente, lo subieron hasta sus labios anhelantes. Jean dio un largo sorbo bebiendo la mitad del contenido de un solo trago, cerró los ojos con placer y se dejó llevar por el suave calor que, por un momento, descongelaba ese hueco helado en el centro de su pecho. Ese que lo hacía temblar de frío cada noche.
Suspiró, aunque el sonido que produjo el aire al salir de su boca le pareció más un gemido de dolor que cualquier otra cosa.
Cuando la música cambió por enésima vez, él no se percató del detalle. Para Jean todo era igual desde hace una semana, cuando Alexis había desaparecido sin dejar rastro, frente a su propia nariz, Como si la tierra se la hubiese tragado… Él no pudo hacer nada para ayudarla, dejó que se la llevaran lejos. Era un inutil.
Crow hizo una mueca hacia su copa media vacía, introdujo un dedo en la mezcla y los revolvió un poco antes de beber todo lo que quedaba. Jean sabía que no debía pensar más en el tema, todo el mundo dentro del Salón de la Calavera, el Tenebrae y el Macabro creía en lo mismo. Alexis había muerto el día de la redada de los colmilleros, y ningún pensamiento triste podría traerla de regreso.
Nada podria devolverlo al pasado.
La única que no creía en los rumores era Anabela, pero aquella chica podría demorar años en aceptar que su amiga había desaparecido para siempre, si es que alguna vez conseguía superarlo.Crow se sentía atado a la mejor amiga de Alex y era por esa razón; Ninguno de los dos lograba asimilar que Alexis ya no estaba, que ella ya no reía con ellos durante las nochesm Que ya no comería palomitas con la boca abierta cuando veían películas frente al televisor…
Se había ido.
-          Otro, por favor – pidió Crow, el camarero  le miró de reojo como si no estuviese seguro de obedecer o no.
Jean sacó un billete y lo puso sobre la barra, y enseguida consiguió lo que quería. Su mente lo estaba torturando y necesitaba un trago para despejarse. Desde que Alex no estaba, él solía beber tanto como su hígado se lo permitía.Las visiones lo torturaban, recordaba perfectamente el momento en que vio a Alex la última vez; en como sus ojos se llenaron de dolor cuando él le confesó que le gustaba y en como ella le respondió dolida que tenía otras cosas por las cuales preocuparse.
¡Maldita sea! ¡Ella había tenido toda la razón!
Llegó la nueva copa, el billete desapareció al igual que el trago. Crow se puso de pie y todo el mundo dio vueltas.  <<Bebí demasiado>> pensó, pero a pesar de eso, echó a andar hacia la salida lo más rápido que sus torpes pies le permitieron. En las escaleras tuvo que sujetarse de la baranda para no rodar como una pelota por los escalones. Su cerebro estaba trabajando tan lento que hasta un niño sería más listo que él, y a pesar de todo el alcohol que viajaba por sus venas, el dolor no se esfumaba.
Seguía allí, torturándolo.
Jean solo quería llegar a su habitación y echarse a llorar sobre la cama, de nuevo. Se sentía como un niño perdido y solo en medio de una multitud interminable. Desesperado, impotente… había días en los que quería arrancarse el corazón para no sentir nada más. Pero no eran tan simple como se veía a primera vista, y pagar por que lo mataran no sonaba demasiado bien.
Chocó con mucha gente mientras tropezaba hacia las puertas del Tenebrae. La banda de esa noche era una que poco a poco iba subiendo dentro de la sociedad nocturna, y la multitud llenaba cada espacio disponible. Apoyándose en el muro negro, Crow avanzó tratando de no caerse sobre nadie hacia la puerta -- la maldita y hermosa puerta -- de su habitación.
Cuando su mano giró el pomo y empujó con el hombro hacia dentro, el olor a incienso de vainilla lo envolvió como una bienvenida. Cerró de un portazo y los acordes del bajo cesaron al instante, quedando atrapados del otro lado. Jean estaba balanceándose sobre sus piespero no le tomó importancia hasta que cayó al piso, de boca, y apoyó su mejilla contra el suelo helado.
Mientras las cristalinas lágrimas de derramaban de sus ojos verde jade, una sola imagen pasaba por su mente:
Alexis
¿Qué había ocurrido con ella?

6 comentarios:

  1. Uy pobre, genial historia nena y que paso con Alexis? . Te mando un beso y te me cuidas.

    ResponderEliminar
  2. Que paso con alexis?? me has dejado super intrigada.
    Espero ansiosaaaa por que publiques el segundo libro n.n
    Que andes bien besos.

    ResponderEliminar
  3. wooow espero que crow tambien salga en el segundo .. a mi tambien me gusto mucho mucho.! pero espero paciente, porque ambas historias que escribes me encantan! saludos

    ResponderEliminar
  4. Alexis Alexis yaya les cuento un secreto?. No esta muerta, no podìa cantarla, me cae bien XD

    ResponderEliminar
  5. POESHIIITO JEAN :)
    Me encanta ese chico... Yo nunca dudé de él, pero de todas maneras Liam llevó la POSTA en el capítulo XI !! (osea, estuvo genial)

    De cualquier manera, espero que continúes, porque me encanta esta saga :D

    ResponderEliminar
  6. Holaa!
    Vas a escribir la segunda parte del libro???

    ResponderEliminar

Este blog crece gracias a la opiniones, correcciones y criticas. Gracias por contribuir con nuestras historias. Gwen, ALex y yo te lo agradecemos de corazòn.

A.D.