¡Afiliame!

Create your own banner at mybannermaker.com!
Este blog crece gracias a sus opiniones, correcciones y críticas constructivas. Gracias por contribuir con las historias que se aloján en este sitio.
Gwen, Alex y yo se lo agradecemos de Corazón. A.D.

martes, 5 de abril de 2011

Capitulo 12, El club del ataúd

Capítulo 12



Viernes 3 de Diciembre

“No estoy con papá” Fue mi primer pensamiento cuando la concienciaregresó a su sitio. No podía explicar cómo, simplemente lo sabía, y la certeza de que la muerte de Emilie aun había valido la pena me llenó de tanto alivio que me estremecí. Luego, cuando mis ojos se abrieron y el dolor aguijoneó mis músculos, supe que estaba lejos de estar a salvo.
Yo estaba en una caja, las únicas luces provenían de grandes y largos cirios como los que hay en las iglesias, pero de color negro. El tejado de un negro profundo, estaba cubierto de frases escritas, pero mi visión era demasiado borrosa para entenderlas. Me moví un poco en el espacio en el que estaba pero estaba tan apretado que ni siquiera podía mover los brazos.
Parpadeé unas cuantas veces antes de que mi visión se volviera nítida. Oí un susurro  que provenía desdemis pies. Eran como palabras pero que no tenían sentido para mí. Estaban  pronunciadas en una lengua diferente…
¿Latín? ¿Otra vez?Me estremecí recordando los ojos de Lothaire… “Lo estabas haciendo bien” había dicho… ¿Y dónde estaba él ahora?
Otra punzada de dolor me recorrió y sollocé.
Los cuatro bordes de la caja median como treinta centímetros de altura y no me dejaban ver nada. Solo levantarme me costó demasiada energía, mis miembros eran torpes y se sentían adormecidos igual que mi cerebro. El cloroformo aún estaba en mi sistema, pero eso no evitó que mi ojos vieran todo lo que sucedía a mi alrededor.
Grité.
¡Funeral!Yo estaba en mi propio funeral.
Estaba recostada dentro de un ataúd negro como la noche con el interior recubierto de terciopelo del mismo color. Los cirios de un metro cada uno que se levantaban desde el suelo tenían alargadas cruces rojas en ellos, y todo olía a flores, el dulzón aroma a rosasrecién cortadas, exactamente como en e funeral de mamá.
Al ver las flores me quedé pasmada. Sí, eran rosas, un mar de ellas negras rojas, azules y moradas, apiladas en una pequeña montaña en la que se apoyaba el féretro. Había más de ellas en el suelo, enredadas en coronas, bajo los cirios negros…Yo también tenía una rosa azul en mis manos, me di cuenta cuando una de sus espinas me cortó.
Liam estaba a los pies del ataúd moviendo levemente sus labios, murmurando, rodeando por los otros miembros del club que formaban un círculo alrededor de mí con sus caras pálidas dirigidas hacia el suelo, sus labios pintados de los mismos colores de las rosas. Algunas góticas llevaban trajes de luto con velos negros cubriendo su faz, otras lloraban en silencio, las lágrimas dejaban un camino negro por sus mejillas incoloras que las hacían parecer más… siniestras.
En verdad estaba en mí funeral. ¿Morí cuando el vampiro me atrapó en el cementerio?¿De verdad ya no existía?... En algún momento, yo deseé realmente morir pero eso no estaba bien, no sonaba lógico en este momento. Si Lothaireme hubiese atrapado, ahora estaría con papá encerrada en mi habitación, o probablemente encadenada a un muro  como habían hecho con Ana muchas veces.
No dentro de un ataúd. No rodeada del Club del ataúd.
-          Utmetusmors eximit, quod solnon lucetsuper caput tuum. Sitnoxest dies novus, dies noctemaeternam…-
-          ¿Liam? – croé sintiendo como el pánico crecía en mí interior. Me aclaré la garganta porque las palabras no se entendían y lo intenté otra vez- ¡Liam mírame! –
Él no me miró, de hecho nadie los hizo ¿En serio estaba muerta? No podía creerlo, en verdad no me sentía como si hubiese muerto. Aun respiraba, y mi corazón latía fuerte, rápido y constante golpeando mis costillas. Podía oírlo como el sonido del tambor retumbando en el silencio de la habitación tenebrosa.
-          Liam, por favor… Estoy asustada – susurré con un hilo de voz, y era verdad.
Estaba aterrada, pero él siguió diciendo esas palabras desconocidas una y otra vez, repitiendo lo mismo.
-          Utmetusmors eximit, quod solnon lucetsuper caput tuum. Sitnoxest dies novus, dies noctemaeternam… -
Por un momento pensé que me estaba maldiciendo, pero luego noté que era como una oración, una oración en otro idioma que repetía las mismas líneas, y por alguna razón, eso solo me dio más miedo.
Finalmente el lapislázuli enfrentó el chocolate. Tuve que morderme la lengua para no gritar cuando vi el rostro magullado e hinchado de Liam. Se veía como si le hubiesen dado una buena paliza y su cuello, tenía marcas de colmillos ¿El se enfrentó a vampiros? La niebla de mi cabeza comenzó a disiparse, los recuerdos bombardearon mi cráneo.
Yo siendo arrastrada... A los lejos la siniestra casa del Club del ataúd alzándose contra la noche… La nieve blanca cayendo suavemente sobre nosotros… Vampiros por todas partes…
Vacié mi expresión, los ojos de Liam mostraban tantas cosas. Eran una pantalla para los recuerdos.
El viento soplando fuerte ¿Quién está gritando?... Liam me mira con sus ojos azules asustados ¡Los vampiros nos tienen rodeados!¡No Liam! ¡No!
Me sacudí violentamente con los ojos abiertos como platos, ¡No podía seguir mirando! ¡No quería! Pero las mirada de Liam me tenía atrapada ¿Qué mierda estaba haciendo conmigo? ¡Él de verdad estaba viéndome! Mostrándome cosas que yo no deseaba ver.
Sangre… roja cubriendo la nieve. El cuerpo de Lothaire en el suelo pudriéndose. La puerta de la casa roñosa abriéndose…
Sus labios pintados de azul estaban levemente apretados, estaba perforando mi cráneo con sus orbes gélidos
-          Estás muerta - dijo
Se balanceo peligrosamente como si no pudiera mantenerse derecho por más tiempo y tuvo que buscar apoyo en el borde del féretro. Nuestras miradas se encontraron por un segundo, libre de imágenes, en el que él se vio vulnerable por primera vez. Un niño asustado. Un niño que necesitaba ayuda... Pero desapareció tan rápido como había aparecido… Cuando alguien lo toco para ayudarlo, la mirada lapislázuli se clavó en el gótico con ferocidad haciéndolo retroceder con el rabo entre las piernas.
Liam se veía tan pálido. Y no tenía nada que ver con el maquillaje que cubría su piel, era más bien pálido como enfermo o pálido como alguien que no tiene suficiente sangre corriendo por su cuerpo.
-          ¿Me salvaste? – pregunté.
El cerró los ojos un segundo señalando al tejado. Dándome tiempo para descifrar las palabras escritas en el lienzo del techo.
Rodeando la misma cruz retorcida y extrañamente hermosa que estaba en el cuadro de la casa decrepita en la que Ana y yo habíamos sido mantenidas, y el mismo que adornaba la pared del Macabrose leía
“Este es el hogar de los muertos en vida, este es el templo de los cadáveres con alma, Esta es la familia que nunca podrás separar. Bienvenido seas al Club del ataúd”
Grité con fuerza.
¡Esa no era pintura roja! ¡Era sangre! ¡Sangre de alguien muerto!
 Miré desesperadamente a Liam que me devolvió la mirada sonriendo levemente con sus labios azules.
-          Ciérrenla- ordenó
-          ¡No! -
Intenté levantarme pero los brazos fuertes de dos sujetos ocultos bajo capuchas negras me sujetaron en mi sitio. Una tercera personas se puso frente a mi balanceando la tapa del féretro en una mano. Chillé con todas mis fuerzas luchando por salir de allí, pero no podía ¡No podía!
La persona que sujetaba la tapa se quitó la capucha y me miró, sonriendo, feliz.
-          ¿Lara? – balbuceé incrédula - ¡Lara ayúdame! –
-          Bienvenida al Club – murmuró
La tapa calló en su lugar.



____________________________________________________________



Fin del primer libro, si no entendieron nada es porque estàn igual que yo. En el siguiente libro se vienen las respuestas :D ¿Que pasarà con Alex? ¿Por què termino en un ataúd? XD

Aun falta el epìlogo .

Los quiere...

AD

4 comentarios:

  1. ME HAS DEJADO SUPER MEGA INTRIGADA!!! porque termino dentro del ataud?? y estas muerta en realidad??
    Estoy ansiosa por leer el epilogo y el siguiente libro! :D
    AMo tu historia!!♥
    Que andes bien besos.

    ResponderEliminar
  2. Como ya te dije una vez.. adoro tus historias! Y esta no se queda atrás!
    Que le paso a ella!!!??? quiero yaa la segunda partee xD aunque estoy leyendo también oscuridad y tambien esta muy bueno!!!
    Pero sigue así que yo leere todo lo que hagas como siempre desde que te descubrí *.*

    ResponderEliminar
  3. Hahahaha Gracias Lunatic y julii :D Sus comentarios me hacen querer tener más tiempo para escribir la Ciudad de las sombras (el dos del club del ataúd) Haber si pronto HAgo una entrevista con Alexis y la subo, además falta el epilogo :D XD

    ResponderEliminar
  4. Uy mujer esta historia es muy bena me dejaste muchas dudas te mando un beso y espero que en el siguiente libro se me aclaren. Cuidate y esperare el epilogo

    ResponderEliminar

Este blog crece gracias a la opiniones, correcciones y criticas. Gracias por contribuir con nuestras historias. Gwen, ALex y yo te lo agradecemos de corazòn.

A.D.